Por Núria Soriano.

“Las cifras que nos llegan son espantosas, y esconden auténticos dramas detrás. Aunque parezca una obviedad, hay que recordar que cuando nos dicen que en la provincia de Alicante ha habido 4.929 denuncias por maltrato en un año, lo que debemos escuchar es que hay 4.929 mujeres víctimas de maltrato; hay que humanizar esos datos y ponerles voz y cara, sobre todo porque esconden un número muy superior de mujeres que aún no se han atrevido a hacerlo.

Alas Vivas es una asociación cuya pretensión es acompañar a las mujeres en ese camino, que resulta muy arduo en soledad, en ese proceso de reconocerse maltratada -“no sé si sufro maltrato”, nos cuentan nuestros invitados que les han llegado a decir-, denunciar y conseguir salir de un infierno.

Isidro Fernández y Esmeralda Lamas son dos voces solidarias, cálidas, reconfortantes, que ofrecen su tiempo a quien lo pueda necesitar. Esmeralda es doctora en psicología, y regala ese abrazo tan necesario como seguro (y que yo misma sentí durante nuestra conversación) a las mujeres víctimas. Isidro es un hombre que no sería completo si no estuviera colaborando en este proyecto, como en otros en los que se ha involucrado. Su mensaje es muy claro: no es necesario tener una patología, sufrir una situación determinada, para participar en un grupo de apoyo. Me parece reseñable que un hombre, que además no ha sufrido esa desgracia cerca, se ofrezca para realizar esta labor…”

Conoce toda la nota y la entrevista radial aquí: http://unratocadadia.blogspot.com.es/2016/02/alas-vivas-para-las-victimas-de.html